Opinión

Opinió

Opinió

La ACCD vuelve a formar parte de la Taula Catalana por Colombia

06/05/2015
Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament

 

Cataluña ha mantenido un compromiso histórico con la Paz, que se expresa en un entramado social, legislativo e institucional específico, cuyo principal exponente es la ley de fomento de la paz.

Y en este compromiso, Colombia, ha sido siempre un país prioritario para la cooperación catalana. Un país, que en el nuevo Plan director, vuelve a ser país prioritario para la cooperación que se hace desde el gobierno.

El nuevo Plan Director de Cooperación al Desarrollo, que debe marcar la política pública de cooperación de los próximos cuatro años, establece un nuevo enfoque estratégico, el enfoque estratégico de género y basado en derechos humanos (EGiBDH); y fija los derechos humanos de las mujeres y los derechos colectivos de los pueblos como sus dos grandes objetivos estratégicos.

Desde la Dirección General de Cooperación queremos defender el Derecho a la Paz, desde la defensa de los derechos humanos de las mujeres. Asumiendo un concepto de paz duradera y “positiva”. Porque como nos dice la Plataforma de Acción Beijing, la paz está directamente ligada al desarrollo y a la igualdad entre mujeres y hombres.

La promoción de los derechos de las víctimas también quedan reconocidos en el nuevo Plan director. Partiendo de sus necesidades prácticas, e intereses estratégicos, que incluyan la rehabilitación humanitaria, la reconstrucción del tejido psicosocial y las acciones vinculadas con la justicia transicional (verdad, justicia y reparación).

Estamos convencidas de que se tiene que dar efectividad a la participación de las mujeres y sus organizaciones en los procesos de paz y negociación, en contextos de conflicto y postconflicto. En países como Colombia, las mujeres no sólo son víctimas, sino que también son agentes activas en el mantenimiento del tejido social, y en la defensa de los derechos humanos.

La situación social y política que en este momentos se vive en Colombia hace necesaria, más que nunca, la suma de esfuerzos por empujar el proceso, y para que los acuerdos de paz sean una realidad próxima. A pesar de la firma de los acuerdos, que sin ningún tipo de duda anhelamos, el camino de la paz todavía será difícil. Es por ello que consideramos imprescindible sumarnos al conjunto de instituciones y organizaciones sociales que desde Cataluña trabajan por la paz en Colombia, y es por eso que la dirección de la ACCD valora de manera muy positiva volver a formar parte de la Taula Catalana por la Paz y los Derechos Humanos en Colombia.